Blog

Individualización de los consumos en calefacciones centrales

Individualización de los consumos en calefacciones centrales

El fin de las calefacciones centrales, tal y como las conocíamos, está cerca. Ha llovido mucho desde que se nos comunicara, tanto a Administradores, como a Comunidades y usuarios que a partir del 1 de Enero de 2017 todas las Comunidades con instalaciones térmicas centrales deberían de contar con sistema de contaje individualizado, según la Directiva Europea 2012/27/UE, pero aún faltaba por dar el último paso, trasponer dicha directiva europea a la legislación española.

Y finalmente ha llegado esa trasposición y el pasado 6 de agosto se publicó en el BOE el Real Decreto 736/2020, por el cual se obliga a las Comunidades con calefacción central a individualizar los consumos de los usuarios de ésta, siempre que sea técnica y económicamente viable, con multas de entre 1.000€ y 10.000€ en caso de incumplimiento.

En primer lugar, mencionar que este Real Decreto afectará a los edificios construidos antes del año 1998, ya que a partir de entonces el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios obligaba a éstos a contar con un sistema que permitiera individualizar el consumo.

A continuación, pasamos a enumerar las excepciones que permite el Real Decreto para llevar a cabo esta actuación:

1 – Que no sea viable técnicamente (informe a realizar por empresa autorizada).

2 – Que no sea viable económicamente (serán consideradas rentables aquéllas actuaciones que tengan un plazo de amortización menor a 4 años).

3 – Que se esté en zonas climáticas exentas (zonas A y B).

 (MAPA ZONAS CLIMÁTICAS)

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez se compruebe que la Comunidad no está exenta por alguna de estas tres causas, habrá que saber cuáles son los plazos con los que cuenta ésta para llevar a cabo la instalación y que vienen definidos en el Real Decreto en función de las zonas climáticas.

 

 

 

 

A la hora de acometer la obra, las Comunidades deben saber que, en función de qué tipo de instalación tengan, el sistema de contaje será diferente.

1 – En el caso de instalaciones en anillo, se instalará un contador de calefacción por vivienda.

 

 

 

 

 

 

 

2 – En el caso de instalaciones en columnas, se deberá instalar un repartidor de costes en cada uno de los radiadores de la vivienda. (Sistema más costoso)

 

 

 

 

 

 

 

En ambos casos, se recomienda la instalación de válvulas termostáticas en cada radiador que permitan regular el consumo de éstos, para poder lograr así la máxima eficiencia energética buscada.

Por último, enumeramos algunas de las ventajas que supone la instalación de estos nuevos sistemas de individualización de consumos:

  • Se realiza un consumo más racional de la energía, puesto que cada usuario regula la temperatura según el confort deseado, evitando los excesos de temperatura.
  • Fin de los conflictos entre vecinos por el reparto de los gastos, ya que ahora cada uno pagará según su regulación y consumo.
  • Correcto control de la calefacción, que permitirá al usuario regularla para alcanzar el confort en las horas en las que así lo desee.
  • Mejora de la eficiencia energética de las viviendas y del edificio, que permitirá unos ahorros estimados de entorno al 25-40% (según fuentes del IDAE).
  • Consecuencia de la mejora energética, se producirá una reducción en la emisión de CO2 a la atmósfera.

/ / / /

Comentarios

No hay comentarios